VÍCTIMAS DE LA GUERRA CIVIL EN EL PROVENCIO

        Cuando estalla la guerra civil, El Provencio quedó en zona republicana, sucediéndose acontecimientos que fueron muy comunes en muchísimas poblaciones de las mismas características.

            Cuando esto ocurre, en El Provencio tanto los partidos políticos que se podían considerar de derechas como de izquierdas tenían representaciones, aunque predominaban las izquierdas en número.

            Las personas que componían la corporación municipal desde Marzo de 1936 a Agosto de 1.937 fueron:

  • Fabricio Huedo Martínez (alcalde)
  • Faustino Flores Madrigal
  • Cayo Parra Mena
  • Emilio Martí Gracia
  • José Agreda del peso (fallecido antes del final de la contienda)
  • José Joaquín Plaza Gracia
  • Vicente Calero Sevilla

Desde Agosto de 1.937 hasta Marzo de 1.939 la corporación estuvo compuesta por:

  • Manuel Angulo Díaz (Alcalde)
  • Emilio martí Gracia
  • Luís Bonilla de la Fuente
  • Fabricio Huedo Martínez
  • Amadeo Fides Haro
  • Francisco López Pérez
  • Liborio Sevilla Jiménez
  • José Joaquín Ortiz Martínez

          De estos fueron detenidos tras la contienda civil y llevados al Monasterio de Uclés convertido entonces en cárcel:

  • Fabricio Huedo Martínez
  • Faustino Flores madrigal
  • Cayo Parra mena
  • Emilio Martí Gracia
  • Luís Bonilla de la Fuente (en prisión atenuada)

 

    También en El Provencio, como en otros muchos lugares, se instauró el terrorismo antirreligioso, que llevó a que algunos profanaran la iglesia parroquial  y la ermita de San Antón, convirtiendo la iglesia parroquial en garaje.

    Fueron quemadas y destrozadas todas las imágenes, los sagrarios, los altares así como el retablo del altar mayor  de la iglesia parroquial, que por lo que se sabe tenía una decoración y ornamentación  propios de los retablos barrocos. Las imágenes fueron destrozadas y parece ser que  fueron quemadas en una hoguera encendida en la plaza. Destrozaron igualmente un gran órgano y se llevaron o destruyeron todos los objetos del culto. Existía un lienzo de San Francisco que desapareció, y de un Cristo de marfil sólo se pudo recuperar un brazo, cuyo paradero actualmente se desconoce. Se llegó al extremo de utilizar el vestuario eclesiástico para torear reses bravas en una corrida celebrada en el pueblo en beneficio de los hospitales de sangre

 

    A primeros de septiembre de 1936 ocurrió un hecho muy singular, según se describe en el Martirologio de  Sebastián Cirac Estepañán. Según este relato, las imágenes de San Pedro y San Pablo fueron sacadas a la carretera fuera del pueblo para ser objeto de burla y mofa. Un día pasaron por la carretera unos milicianos forasteros y  se pararon para tirotear la imagen de San Pablo,  de tal manera que una de las balas rebotó alcanzando a uno de ellos y produciéndole la muerte posteriormente.

    Resumiendo, las pérdidas provocadas por la profanaciones y saqueos religiosos fueron: la iglesia parroquial y la ermita de San Antón saqueadas y destrozadas, todos los altares, imágenes  y retablos destrozados, 5 cálices y tres copones desaparecidos, una alfombra destrozada, un órgano destrozado, tres campanas desaparecidas.

    Se desconocen los autores de estos hechos, aunque fue detenido como uno de los principales responsables Emilio Solera García.

 

    Un hecho muy impactante en El Provencio durante la contienda fue sin duda el bombardeo a que fue sometido el pueblo y que supuso la muerte de Abilio Madrigal, Antonio Peña, Félix Rosillo y parece ser que hubo una cuarta persona fallecida cuyo nombre desconozco.

    Tal como se conoce por las descripciones de quienes vivieron este acontecimiento la causa de este bombardeo se debió a que a la hora en que llegaban los bombarderos a El Provencio persiguiendo un convoy de combustible para destruirlo, apagaron las luces de todo el pueblo, creyendo los bombarderos que lo hacían para encubrir dicho convoy. Sin embargo, según otras fuentes, la causa fue que querían bombardear un aeródromo que se estaba construyendo en San Clemente para albergar aviones rusos y por error bombardearon El Provencio en vez de San Clemente.

    Independientemente de los muertos que hubo en el bombardeo, durante la guerra civil el número de personas de El Provencio muertas bien fuera en combate o bien asesinadas fueron las siguientes:

  • Juan Crisóstomo Escribano García : Nació en El Provencio el 16 de Septiembre de 1880. De profesión sacerdote, Canónigo de la catedral de Cuenca y Secretario del Obispado. Murió asesinado el día 9 de Agosto  de 1.936. Sus padres  fueron Juan y Casta y sus hermanos Alejandro, Carmen, Alberto, Julia, Purificación, Isabel y Ana.
  • Cipriano Bonilla Valladolid : Nació el día 15 de abril de 1908, de profesión sacerdote destinado en Corral de Almaguer. El día 20 de julio de 1936, a la una de la mañana, fue detenido en su domicilio.Murió asesinado el día 21 de agosto de 1.936, a las tres de la madrugada, en el Puente de la Oveja o Tierra de los Monjes.Sus padres fueron: Anibiliano y Anto­nia. Hermanos: Petra, Antonia, Lucrecia, Vicente, Anibiliano y Enriqueta.
  • Juan Francisco Bonilla Bonilla (en otro documento aparece como Gregorio) : De profesión agricultor. Murió con 22 años asesinado en Septiembre de 1.937 en  El Pardo. Padres: Juan Francisco Bonilla Martínez y María Bonilla Gracia.
  •  Francisco Calero García : De profesión agricultor. Murió con 20 años asesinado el día 24 de junio de 1.938 en el frente de Levante. Sus padres fueron Anastasio Calero Campos y Celedonia García Jiménez.
  • Telesforo Díaz León :  Nació el año 1908. Murió en combate el día 17 de junio de 1938 en el frente de Castellón. Al ser llamada su quinta por el ejército republicano, a los pocos días de pisar el frente, se pasó a las filas nacionales.
  • Lorenzo González Gracia : De profesión militar con graduación de sargento, Murió en combate en el frente del Ebro el día 28 de agosto de 1938. Sus padres fueron Francisco y Serapia.
  • Vicente Huedo Ortega : De profesión agricultor. Murió con 19 años asesinado el día 24 de junio de 1938 en el frente de Levante. Sus padres fueron Desiderio Huedo Martínez y Cons­tanza Ortega  Rosillo.
  • Casimiro López Matilla : Nació el año 1916. Murió en combate el día 8 de enero de 1939 en Sierra Trapera. Sus padres fueron Casimiro López Rubio y Ramona Matilla Pellejero. Al ser llamada su quinta por el ejército republicano, a los dos meses de pisar el frente se pasó a las filas nacionales.
  • Victor Marchante Olivares : De profesión guardia civil con la graduación de comandante. Murió en combate en la Sierra del Toro (Teruel). La revolución le sorprendió en zona republicana y pudo pasarse a las filas nacionales. Fue herido en varias ocasiones.
  • Ramón Pellejero Ortega : De profesión agricultor Murió con 22 años asesinado en Somosierra en 1.938. Sus padres fueron Ni­casio y María.
  • Salustiano Jiménez González :  De profesión agricultor. Murió en 1938 con 23 años previsiblemente asesinado, desconociéndose más datos sobre las circunstancias de su muerte.
  • Julián Moyano Haro : De profesión jornalero. Murió en 1.939 con 27 años previsiblemente asesinado, desconociéndose más datos sobre las circunstancias de su muerte.
  • Teodoro Perea Barchín : De profesión jornalero. Murió en 1.939 con 31 años previsiblemente asesinado, desconociéndose más datos sobre las circunstancias de su muerte.
  •  Santiago Alarcón Sánchez : De profesión jornalero. Murió en 1.939 con 32 años previsiblemente asesinado, desconociéndose más datos sobre las circunstancias de su muerte.

        Jesús López Alarcón  y Manuel Trilla murieron en 1.939 poco después de volver de los campos de concentración franquistas.

          

         Además de los anteriormente citados hay que hacer mención de dos personas que fueron encontradas en las inmediaciones de El Provencio muertas por las heridas producidas por arma de fuego, una de ellas vecino de Las Mesas llamado José López Valero Lila. Su cadáver fue  encontrado en el sitio llamado Cerro de las Salesas  y otro vecino de El Pedernoso llamado Juan Fresneda y encontrado su cadáver en la carretera de Madrid a Cartagena en el Km. 165. Fueron detenidos como sospechosos de la primera de las muertes mencionadas Marcos Gabaldón Moratalla, Faustino Flores Madrigal, Justo Solera López y Alfonso Lezcano Gascón, desconociéndose los causantes de la segunda muerte mencionada.

 

        Por otro lado, fue procesado judicialmente por el Tribunal Nacional de Responsabilidades Políticas y posteriormente indultado Basilio Guillén Parra, y Procesado judicialmente por la justicia militar a raíz de la guerra civil e indultado posteriormente Juan Francisco Sahuquillo Torres. 

        También se pueden considerar como víctimas de la Guerra Civil las personas de El Provencio que participaron en la 2ª guerra mundial, bien porque se vieron en la necesidad de huir de la persecución franquista o bien por alistarse en la División Azul que Franco envió, como es sabido,para compensar la ayuda que Hitler había proporcionado a la causa de Franco. Es el caso de Joaquín López Alarcón (hermano de Jesús), nacido el 16/8 /1.917, huido tras la guerra civil  y que fue deportado a los campos de concentración nazis  el/8/8/1941, concretamente  al campo de concentración de  Mauthausen con el número de prisionero 8075. Este falleció el 3/2/1943, presumiblemente en el mismo campo de concentración.

        Un caso del que no dispongo de fuente documental alguna, sino mi propio conocimiento personal ya que fuimos vecinos con viviendas relativamente cercanas, es el de Lorenzo Muñoz Martínez “Lire”, persona que intervino en la 2ª guerra mundial como integrante de la “División Azul”,  y que trabajó después en el pueblo como guarda rural. Desconozco más detalles de si hubo más personas que intervinieran en la mencionada División Azul

           

        Finalizada la guerra civil se producen otras víctimas, aunque en este caso no hay que hablar de fallecidos, sino de aquellas personas que fueron objeto de depuración para poder ejercer su profesión, es decir, que con el nuevo régimen instaurado por Franco fueron privados de sus respectivos títulos académicos, siendo los profesores y maestros nacionales los que sufrieron tales medidas y que posteriormente tuvieron que revalidar sus títulos para poder ejercer la profesión. En El Provencio  fueron expedientados entre 1.936 y 1.942 los siguientes maestros nacionales:

  • Tomás de la Fuente Jurado
  • Adelaida García González
  • José Jiménez Desviat
  • Juan José Jiménez Jiménez
  • Celia Lizcano Lacasa
  • Magdalena Orozco López
  • Juan Pérez Chozas
  • Teresa Romero Pascual
  • Antonio Serrano Escobal

        El Provencio tampoco quedó al margen de la lucha  y oposición al régimen franquista tras la finalización de la guerra civil con la actuación de los grupos conocidos como “los maquis”.

        En 1943 se constituye un grupo de resistencia antifranquista, siendo su zona de actuación, en principio, las localidades conquenses de Las Mesas, El Provencio, Las Pedroñeras, Belmonte y San Clemente, extendiéndose posteriormente a Villarrobledo. En 1946 es el periodo de mayor apogeo  de su actuación, celebrándose algunas reuniones en la huerta del “Chulo de Castañares” en el término municipal de El Provencio. Este grupo tuvo a Jesús Almansa Pastor como enlace con la organización de Madrid.

        Jesús Almansa Pastor era panadero, natural de Villarrobledo, pero residente en El Provencio hasta el comienzo de la guerra civil. Jesús Almansa contó para crear la base de la guerrilla con la colaboración de Virgilio Solera, natural y vecino de El Provencio. A finales del año 1947 este grupo guerrillero empieza a desintegrarse y ya en 1948 desapareció al ser apresados la mayoría de sus integrantes y muertos otros en las diversas redadas de la Guardia Civil.

 

                                                     -----------------------------------

Fuentes utilizadas:

  • Archivo Histórico Nacional, Fiscalía del Tribunal Supremo
  • Benito Bermejo y Sandra Checa. Libro memorial: españoles deportados a los campos nazis. (1940-45). Ministerio de Cultura. 2006
  • Víctimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo. Ministerio de Educación Cultura y deporte
  • Sebastián Cirac Estepañán.- Martirologio de Cuenca.- Barcelona . Casa de la Caridad, 1947
  • Antonio Ortiz Mateos.- La H/historia en la memoria (Memorial antifranquista y lucha por la libertad).-28/Abril/2014
  • Francisco Alcázar Rubio. Javier Hernández Pérez. La lucha armada antifranquista en la postguerra de Albacete. II congreso de historia deAlbacete : del 22 al 25 de noviembre de 2000