LEYENDAS Y TOPONIMIA

 

         Existe una leyenda en El Provencio según la cual hubo un enfrentamiento entre los pobladores de Villaescusa de Haro y los de El Provencio, cuyo nombre en aquella época, cuando aún no era villa,  era de "Venta del Pro". Este enfrentamiento consistió en que, una vez elegida como patrona a la Virgen del Rosario y como patrón a San Roque, encargaron la talla de la Virgen a un famoso escultor y acordaron el precio. Los de Villaescusa por aquel entonces estaban en la misma tesitura y fueron a encargar la talla al mismo escultor. Cuando vieron la imagen de la Virgen encargada por los de "La Venta del Pro, ya terminada, les gustó tanto que ofrecieron más dinero al imaginero y se quedaron con ella. Los habitantes de la " Venta del Pro" quedaron muy apenados por este hecho. Una noche, mientras dormía, se apareció la Virgen al que tuvo la misión de encargar la talla y le dijo que se levantara y  le siguiera, llevándole hasta la iglesia de Villaescusa, encontrando las puertas  abiertas, viniéndose con él la Virgen hasta El Provencio.
      Cuando se enteraron los de Villaescusa pensaron que la imagen había sido robada, y vinieron a la "Venta del Pro" de madrugada, forzaron la puerta de la iglesia y cargaron la imagen en una carreta tirada por bueyes. Cuando llegó la carreta a una calle junto a la actual ermita de San Antón, llamada por este hecho calle de la Virgen, los bueyes se negaron a seguir para adelante, por lo que este lugar es conocido como el alto de la virgen.

          Según otra leyenda, y que podría tener relación con la anterior, explicaría además una de las versiones sobre el topónimo de El Provencio. Esta leyenda dice también que el nombre primitivo de El Provencio era  "Venta del Pro", y que sus habitantes tuvieron un enfrentamiento, no muy bien espeificado según esta leyenda, del que salieron victoriosos. Este hecho supuso que se cambiara el nombre de Venta del Pro por el Pro-venció, evolucionando después a El Provencio.. Hay quien interpreta que este aconteciminto victorioso podría ser el que recoge la anterior leyenda sobre el litigio con los habitantes de Villaescusa de Haro.

         Siguiendo con las diversas versiones sonbre el topónimo, otra versión dada por D. Luis Pinedo, veterinario que desarrolló su actividad profesional en Salamanca y que se había dedicado a la investigación de los topónimos de algunos pueblos de la provincia de Cuenca, opina que El Provencio procede del término latino "proventum", que por el proceso de evolución del latín se convirtió en "provencio" y que significa acontecimiento, pues prácticamente casi todos los años era visto como "un acontecimiento" el desbordamiento del río Záncara produciéndose un "aguaducho", según terminología provenciana, que anagaba los campos y que en ocasiones provocaba grandes desastres. Posteriormente el término evolucionó a "El Provencio" (El Acontecimiento).

          Otra versión sobre el origen de su nombre considera que, puesto que Luis de Calatayud era aragonés y entonces Aragón se extendía por parte de la Provenza francesa,  trajo para su repoblación a habitantes de esa región, llamándoles los de las zonas limítrofes "provenzanos", y quedando el nombre del pueblo como "El Provencio" y su gentilicio "provencianos".

Finalmente, según Emilio Nieto Ballester en su reciente Breve Diccionario de Topónimos Españoles, Alianza Editorial, sostiene que" Provencio es antiguo nombre de finca sacado de su propietario Provincius, el mismo de Provincia.

             En definitiva, siempre nos quedará la duda de cual fue el origen toponímico de El Provencio, pues tal como se puede ver por "Las Relaciones de Felie II" ninguno de sus vecinos recordaba ni había oído hablar de cual había sido el origen de su nombre y, por lo que recordaban, siempre se había llamado El Provencio.